México pierde batalla de 10 años en OMC con EU por etiquetado de atún

0
484

Díez años después de iniciada una disputa legal contra Estados Unidos por las reglas de etiquetado de atún “Dolphin-safe” (Delfín seguro)los jueces de apelaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) rechazaron ayer el argumento de las autoridades mexicanas de que reglamentos estadunidenses infringían sus normas y discriminaban sus producto, por lo que México deberá retirar las sanciones impuestas.

La OMC señaló en un comunicado que su fallo es inapelable y definitivo, por lo que concluye así una investigación que México inició en octubre de 2008, cuando presentó una protesta ante el órgano internacional por la etiqueta “Dolphin safe”.

La controversia gira en torno a la polémica etiqueta “dolphin safe” que se utiliza en EU para informar a los consumidores que el atún en lata comprado con ese precinto no se ha pescado con métodos susceptibles de causar daño a los delfines.

Para conseguir esta etiqueta las autoridades estadunidenses impusieron mayores requisitos al atún procedente de aguas tropicales del Pacífico Oriental (donde faenan atuneros mexicanos) que en otras zonas del océano, ya que en las primeras suelen nadar juntos los delfines y los atunes, y esto no ocurre en otras latitudes.

Estados Unidos ha negado la etiqueta “Dolphin safe” a México a pesar de que, según la Secretaría de Economía, se ha demostrado que se protege a los delfines, mientras que EU importa atún de otras naciones sin exigir reglas equitativas que verifiquen la protección al cetáceo.

El órgano de la OMC determinó que la etiqueta “Dolphin safe” está en regla con las obligaciones de EU, y que el trato a priori discriminatorio a los productos mexicanos es una excepción admisible a las reglas comerciales internacionales, justificada por razones medioambientales y conservación.

México había ganado un panel de solución de controversias sobre el caso, lo que le permitió imponer sanciones desde mayo de 2017 a EU por 163.13 millones de dólares anuales, tras comprobarse que restringió con el citado etiquetado las importaciones de atún mexicano, violando normas internacionales.

El caso tuvo dos consideraciones relevantes: tras haber perdido el panel, EU ajustó sus reglas sobre dicho etiquetado en 2016, mientras que México nunca aplicó las sanciones, ya que esperaba cambios normativos estadunidenses respecto a la discriminación hacia el atún mexicano.

En tanto, atuneros mexicanos acusan pérdidas por 700 millones de dólares por las restricciones que por años impuso EU, uno de sus principales destinos.

Source: LDH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here